Inspiraciones para Vivir: Día 169


Versión Ampliada

Los días tormentosos nos pueden enseñar a apreciar aún más la calma. Pero antes de perderla del todo, examina el asunto que te preocupa con atención. ¿Hay para tanto? Concede a las cosas su justa importancia: ni más ni menos.

 

«Quen es capaz de hospedar bien la desgracia,

puede hospedar serenamente la felicidad.»

 

LUIS L. FRANCO

 

 

Tomado de El placer de vivir

Gottfred Kerstin

2003







Encuéntranos en redes sociales
¡Tu navegador no está actualizado!

Actualiza tu navegador para ver este sitio correctamente. Actualizar ahora

×